+

autismo

via Tony Hernandez

Tony Hernandez de niño en Puerto Rico, y en la actualidad como un defensor de las personas con autismo.

True

A principios de los noventa, cuando Tony Hernandez era un niño pequeño que vivía en Puerto Rico, su familia sintió que había algo "diferente" en él. A los tres años, cuando la mayoría de los niños pueden pronunciar frases completas, Tony no hablaba.

La familia de Tony trató de conseguir más información acerca de su hijo, pero recibían opiniones contradictorias sobre su condición. Los maestros afirmaban que no había mucha esperanza para su futuro, incluso uno de ellos le dijo a su madre que "nunca iba a lograr nada en la vida".

"Faltaba educación sobre el autismo, y todavía hace falta hoy en día, especialmente entre la comunidad hispana", dijo Tony a Upworthy. "Los estereotipos y otros conceptos erróneos son obstáculos a los que se enfrentan muchas familias a la hora de buscar respuestas, lo que nos dificulta obtener la ayuda y los recursos que necesitamos".

Al final, la familia de Tony encontró a un médico que le diagnosticó trastorno del espectro autista (TEA). El diagnóstico fue un gran alivio para todos porque significaba que por fin él podría recibir las terapias adecuadas e inscribirse a clases de educación especial.

Según la revista Psychology Research and Behavior Management (en inglés), el diagnóstico temprano y el tratamiento que incluye intervenciones basadas en evidencia "pueden mejorar de manera significativa la calidad de vida de las personas con TEA, así como la de sus cuidadores y familiares". Esto se debe a que sientan una base sólida para obtener mejores resultados y contribuyen a que el niño mejore mental, emocional, física y socialmente.

Keep Reading Show less